La mayoría de los españoles apoyan la prohibición de envases de plástico

La mayoría de los españoles apoyan la prohibición de envases de plástico
de

La mayoría de los españoles están tratando de reducir el consumo de plástico, y apoyarían las políticas del gobierno como los planes de depósito de botellas o el pagar por las bolsas de plástico en las tiendas.

La mitad de los españoles (47%) se sienten culpables por la cantidad de plástico que usan, e incluso más (88%) están intentando activamente reducir la cantidad que desaprovechan, según la encuesta de YouGov.

¿Qué está haciendo la gente para frenar el consumo de plástico?

Entre el 88% que está tratando de reducir su uso personal de plástico, casi ocho de cada diez (78%) están dejando de consumir envases de plástico en las frutas y verduras frescas que compran. La mitad intenta reducir el plástico de productos del hogar (52%). Una tercera parte considera los envases de plástico al comprar productos de limpieza del hogar (40%) o cuidado personal como champú o pasta de dientes (33%), y una quinta lo hace al comprar cosméticos (23%).

La mitad de los españoles afirman que pagarían más por productos con envases ecológicos

Dada la elección de un embalaje ecológico a un precio más alto, o un embalaje estándar a precio normal, los españoles prefieren consumir la opción más ecológica (56% frente a 27%).

Más de dos tercios (72%) piensan que la ley debería exigir a todas las empresas el uso de envases ecológicos, incluso si eso significa que los precios suban.

La mitad (53%) pagaría entre 0,5 y 3 € más en una compra semanal de 100 € si todos los envases utilizados fueran ecológicos y no incluyeran plásticos de un solo uso. Un cuarto pagaría 5€ más, y otro (9%) pagaría 10€ o más. Pero uno de cada cinco (13%) no estaría dispuesto a pagar más. La media total pagaría 3,59€ más por la compra semanal de 100€.

El 87% de los españoles utilizarían un método de reciclaje en el que los consumidores pagan un depósito por adelantado cuando compran una botella de bebida en una tienda, como los que ya operan en Dinamarca, Suecia y Alemania.

Incluso entre los que dicen que no se sienten culpables por la cantidad de plástico que usan, (81%) dicen que es probable que usen un sistema de depósito de botellas.

Más de la mitad (59%) dicen que apoyan la ley que exige a las tiendas cobrar por todas las bolsas de plástico de un solo uso.

Nos encontramos con una nueva generación entre 18 y 34 años que son los que más pagarían por un incremento de la compra semanal de 10 € o más sobre un gasto de 100 €. También son quien más culpable se siente al generar plástico, con un 55%. Podemos afirmar pues que las nuevas generaciones tienen más conciencia sobre los residuos de plástico y sobreponen el coste medioambiental al coste económico.

Lee las normas de nuestra comunidad de usuarios antes de publicar contenidos.