Los españoles y el boicot como arma de presión a las empresas

Los españoles y el boicot como arma de presión a las empresas
de

La historia del mundo está llena de casos de boicots económicos por razones ecológicas, políticas, sociales e incluso xenófobas o racistas. La bondad de los boicots depende en gran parte de quien boicotea, a quien se boicotea y por que se le boicotea. Pero no entraremos a valorar la “bondad” o “maldad” de los boicots.

Los boicots existen desde hace siglos. Hay quien considera que el primer boicot económico sucedió cuando los comerciantes de Filadelfia, en las colonias inglesas de américa, decidieron boicotear al Reino Unido por las tasaciones abusivas de que eran objeto. Ya sabemos todos como terminó eso.

Sin ir tan lejos en la historia, hay boicots más recientes de fama mundial como el boicot de los autobuses iniciado con el gesto de Rosa Parks y liderado por el Movimiento para los Derechos Civiles en América. El boicot de varios consumidores a los fabricantes de zapatillas deportivas para asegurarse que dejaban de explotar a niños en sus fábricas en Asia y recientemente, esta semana, el boicot de los consumidores a Nike por alinearse con el jugador norte-americano Colin Kaepernick en su defensa de los derechos civiles de los afroamericanos.

Así que, los españoles no hemos inventado la rueda, queda claro. Pero…

¿Cuántos españoles están predispuestos a boicotear?

Cuatro españoles de cada 10 declara haber boicoteado una empresa al menos una vez dejando de comprar alguno de sus productos / servicios después de un "escándalo".

Primero el trabajador, las convicciones y luego la salud:

La primera razón para boicotear una empresa es que haya maltratado o explotado a trabajadores. El segundo motivo que más impulsa a boicotear a alguna empresa es que ésta patrocine manifestaciones o eventos que entren en conflicto con las convicciones del consumidor.

Y en tercer lugar, es motivo de boicot que esa empresa haya producido artículos dañinos para la salud.

El boicot es casi “para siempre”

Solo el 12% de los españoles dicen que han vuelto a comprar los productos o servicios de una empresa de la que habían dejado de ser compradores tras un escándalo. Por lo tanto, casi el 90% se reafirma en la decisión en el momento de máxima indignación.

El consumo no es solo una forma de "castigar" sino también de mostrar tu apoyo

Sin embargo, no todo es boicot. Los españoles son sensibles también a las situaciones de necesidad. El 64% de los encuestados declaran que han elegido comprar un producto de una empresa para "apoyarla". A menudo la motivación principal es evitar que sus empleados sean despedidos (58%) y para apoyar las últimas empresas que producen en el país (36%).

Para saber más de los boicots, contacta con un representante de YouGov en España.

Metodología de la encuesta:

La encuesta se realizó sobre una muestra de 1000 personas que representan a la población nacional española de 18 años o más. La encuesta se realizó en el panel de YouGov, entre el 28 y el 30 de agosto de 2018, según el método de cuotas.

Foto de  Mike Wilson  en  Unsplash

 

Lee las normas de nuestra comunidad de usuarios antes de publicar contenidos.